Publicado el

Porqué contratar un agente inmobiliario

Según el colegio de psicólogos la segunda situación que más estrés nos provoca, después de una ruptura de pareja, es la compra o venta de nuestra casa y la mudanza.

En cualquiera de las dos situaciones, que muchas veces van juntas pues estamos cambiando de casa, es necesario pensar en muchos aspectos para tener éxito en nuestro cometido.

En el caso de la venta debemos definir el precio y adecuarlo al mercado, realizar un estudio fiscal, preparar la vivienda para que tenga la mejor imagen, hacer buenas fotografías, publicitar el inmueble en portales inmobiliarios, concertar las visitas, enseñar la casa, cerrar la venta, redactar un contrato de compra-venta, y finalmente firmar la venta en la notaria.

A todo lo anterior debemos sumar la lista de los aspectos de la compra. Calcular los impuestos a pagar, buscar y seleccionar las viviendas a visitar, concertar las visitas, visitarlas, realizar una oferta, negociar el precio con la propiedad y cerrar la compra, redactar otro contrato de compra-venta, tramitar una hipoteca si es necesario, firma en la notaria, y mudanza.

Contratar los servicios de un agente inmobiliario nos facilitará todos los trámites descritos y las decisiones a tomar. Y, por supuesto, reducirá nuestro nivel de agobio y estrés por estar inmersos en una situación que no acabamos de controlar.

Un agente inmobiliario es un experto, un profesional formado en marketing, ventas, valoraciones, fiscalidad, que nos acompañará de principio a fin en todo el proceso de venta y compra.

El agente es conocedor de los precios reales de mercado. Atesora experiencia en la redacción de contratos y de la documentación necesaria, así como de los impuestos en vigor. Tiene en su agenda los contactos de aquellos profesionales que pueden ayudarle en sus tareas, abogado, arquitecto, notario, asesor fiscal, un pintor, un electricista, etc.

Un buen agente inmobiliario no solo tendrá todas las características descritas, si no que escuchará con atención a sus clientes para satisfacer sus necesidades. Se focalizará en entender que desean sus clientes.

Vender y comprar nuestro hogar no es algo habitual, contratar un agente inmobiliario local nos aportará seguridad, tranquilidad, ahorro de tiempo y dinero.